Este viernes 7 de octubre se presentó Latitud Iche, una Ruta Mancomunada de Turismo Gastronómico financiada por el Fondo Ítalo Ecuatoriano para el Desarrollo Sostenible (FIEDS) conjuntamente con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y ejecutada por la Fundación para los Emprendimientos Gastronómicos y las Oportunidades Sostenibles (FUEGOS).

Este proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio de Turismo, la Prefectura de Manabí así como la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí y conforma el Ecosistema Iche que alberga la ruta turística con escuela, restaurante, laboratorio e incubadora. Parte de los objetivos de esta planificación están inspirados en los principios del movimiento slow food fundado por el italiano Carlo Petrini que centra el foco en las costumbres alimenticias y tradiciones de transformación de insumos locales a un ritmo tradicional.

A la presentación de esta iniciativa asistieron autoridades locales, nacionales e internacionales como el director regional para Suramérica de la Agencia Italiana de Cooperación y Desarrollo, Mario Beccia y la embajadora de Italia en Ecuador, Caterina Bertolini. Durante el acto, Bertolini mencionó: “Como pueden bien imaginar la gastronomía y la cocina tradicional local es algo que como Italia conservamos, defendemos y promovemos por nuestra cultura, tradición e historia, tanto en Italia como en el mundo, en cuanto se considera un valor fundamental de la identidad italiana y por eso fomentamos también en otros países su cocina tradicional, sobre todo cuando tiene una enorme potencialidad nacional e internacional como es la cocina manabita”.

Para que alcanzar este objetivo que tiene como centro la comida como motor de transformación se destinó 998.539,77 USD financiado por el FIEDS y adjudicados a través de convocatoria nacional. Por su particularidad y valor agregado ha creado muchas expectativas desde su inicio.

Orazio Bellettini, director ejecutivo de FUEGOS resaltó: “La comida es también una herramienta poderosísima de conservación de ecosistemas. Hoy sabemos que la agricultura convencional es una de las actividades que más contribuyen con el cambio climático. Por lo tanto, al promover el consumo responsable no solo se fortalece la identidad, sino que se generan las condiciones para evitar que se siga profundizando los efectos del cambio climático”.

Las experiencias se desarrollan a lo largo de cuatro cantones que conforman la Mancomunidad Pacífico Norte (Manpanor) la cual nace en el contexto del terremoto del 2016 donde se unen las localidades de Sucre, Jama, San Vicente y Pedernales. Los restaurantes, hospedajes y espacios de visitas son la oportunidad de repensar y reposicionar la comida local desde el aprovechamiento de los productos que están al alcance, así como la oportunidad de orientar a los propietarios de establecimientos turísticos para impulsar el emprendimiento en la zona norte de la provincia.

La ruta comenzó a formarse en agosto de 2020 y hasta la fecha ha consolidado su marca, logotipo y ha logrado establecer varias rutas que hoy suman más de cinco experiencias para profundizar en el conocimiento y utilización del coco, cacao, café, lácteos, pescados y mariscos, en los siguientes meses, se espera la participación de una sexta experiencia que tiene como protagonista al ají manaba.

Fotografía y redacción: Luis Eduardo Ynciarte

¡Comparte en tu red social favorita!

Tags: